Aranceles a México, mercantilismo clásico y migración

Scroll down to content

Mayflower_in_Plymouth_Harbor,_by_William_Halsall
“Mayflower en el Puerto de Plymouth” por William Halsall, 1882

 

Miguel Ángel Cabrera

 

Detrás del “tarifazo” de Trump se esconden las bases del mercantilismo clásico de los siglos XVII y XVIII. Para poder implementar los aranceles comerciales contra México, el presidente de EEUU necesitaba recurrir, por otra parte, a la investidura de poderes extraordinarios otorgada por la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional (IEEPA por sus siglas en inglés) de 1977, la cual, además, fue interpretada “creativamente” según la particular hermenéutica anti-migratoria y electoral de Trump. Matthew Yglesias, del portal Vox señala a su vez que tal legislación está pensada para ser utilizada como flagelo contra ‘Estados renegados o delincuentes’ (rogue states). ¿A qué se debe esta política tan agresiva como inmediatista?

Ya habíamos referido previamente que este escenario se volvería más plausible cuando los demócratas se convirtieron en la mayoría de la Cámara de Representantes en las elecciones intermedias del 6 de noviembre de 2018. Al repeler sus iniciativas en materia presupuestal y migratoria, los congresistas obligaron a Washington a radicalizarse con medidas unilaterales, con las que amagó a México.

De entre los varios, tres son los enclaves que permiten a Trump perfilar su re-elección: la construcción del muro en su frontera sur con México; la pacificación de algunos contenciosos militares fuera de su esfera de influencia, como el caso del acercamiento con Corea del Norte y la supuesta retirada de tropas estadunidenses en Siria; el crecimiento de las manufacturas de orden mercantilista en territorio estadunidense. Recuérdese en ese sentido el ferviente deseo del ex-casinero para contravenir las políticas de su predecesor Obama, razón por la cual, acaso, desea renegociar un acuerdo nuclear con Irán con miras a aumentar sus triunfos propagandísticos.

Así, ahí donde Obama procuró un acercamiento con China para contener a Rusia (idea propalada por Zbigniew Brzezinski), ahí Trump procura un acercamiento con Rusia para contener a China (asesorado por Henry Kissinger). Lo difícil radicaba en convencer a los ciudadanos de su país de la rivalidad del país asiático más geoeconómicamente próspero del mundo. El evento de las embarcaciones capturadas por Rusia a Ucrania en el estrecho de Kerch poco antes del pasado G-20 en Argentina, aunado al escándalo de la supuesta intervención rusa en las elecciones soberanas de EEUU, mantuvieron alejada esa posibilidad por algún tiempo. Incluso una amnistía de 90 días a la guerra comercial había sido implementada durante una cena con Xi Jin Ping, en medio de viandas y vino.

Ahora, por otra parte, con los resultados favorables a Trump entregados por el fiscal Muller, que descartan la injerencia de Moscú en  Norteamérica, el camino a un G2 entre EEUU y Rusia se vuelve más factible, por lo que es de esperarse una álgida ola aún más abrasiva y salitre en la guerra comercial contra China.

Es necesario a su vez tomar en cuenta el aspecto económico doméstico de EEUU en relación a los aranceles, los cuales son moneda corriente en el país del septentrión, históricamente, y que llevaron a aquel país al surgimiento de una bonanza sin precedentes entre 1787 y 1962. Ya desde la época de George Washington, su secretario del tesoro Alexander Hamilton había comentado al Congreso en 1791 que, si EEUU iba a convertirse en una potencia  que pudiese competir  en manufacturas con Gran Bretaña y Europa, la federación debía apoyar dicha producción con subsidios gubernamentales, los cuales se adquieren a través de implementar barreras arancelarias al comercio. Contra esa idea, el libre comercio propugnó con su ideólogo David Ricardo el concepto de ventajas comparativas, tan subrayado entre los pensadores neoliberales.

Así, EEUU puso en marcha en 1962 la teoría del libre comercio cuyo antecedente fue la creación del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT por sus siglas en inglés) de 1947, una de las instituciones del acuerdo de Breton Woods. La teoría, que a veces recae en los excesos futiles del academicismo, por otra parte, no contempla la manipulación financiera de grandes actores como Goldman Sachs, los Bancos Centrales o las no menos oscuras tratativas de los hedge funds. Ese modelo reventó junto con la burbuja inmobiliaria de 2008 y el caos económico mundial que le siguió hasta nuestros días, de donde sigue el afán de enfocar a Beijing en la mira.

¿Contempla entonces Trump la cadena de consecuencias de la escalación de la guerra con el milenario país confuciano? En la reciente cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (conformada por ocho miembros euroasiáticos, que incluyen a Rusia e India) —realizada recientemente en Bishkek, capital de Kirguistán, y donde normalmente el enfoque se equilibra entre los temas de seguridad y economía, pero que atípicamente se concentró en los temas de materia económica, —el presidente Xi Jin Ping, entonces, refirió que “la creación de la OCS no se hizo para tomar en cuenta asuntos relativos a los países externos que la conforman pero la situación actual nos obliga a considerar la fricción comercial entre China y EEUU dentro del marco de los ‘países familia’ de la OCS”.  Llama la atención al líder chino, de ese modo, que en la era mercantilista de Trump, EEUU amenace con aranceles a sus otrora aliados como la Unión Europea y Canadá.

Cuando se trata de México el problema es más sofisticado que la solipsista implementación de aranceles, algo que incluso reconoce Steven Mnuchin, secretario del tesoro de EEUU quien declaró desde Japón “ahora tenemos un acuerdo que creemos va a resolver el problema de la migración, lo cual es de gran relevancia para el presidente.” No es menos importante recalcar que las medidas de Trump son apoyadas por Peter Navarro y Robert Lighthizer. 

Matthew Ehret propone respecto a ello retomar el plan nacionalista de López Portillo donde la soberanía alimentaria resultaba esencial para impedir el crecimiento de los flujos migratorios, tanto mexicanos como centroamericanos y revela un plan estadunidense para gestionar la población mexicana. Solamente del “triángulo norte” (El Salvador, Guatemala y Honduras) provienen 14% de los 280 000 inmigrantes ilegales detenidos por la policía fronteriza estadunidense en 2018.

La agricultura recupera así su preponderante rol en el desarrollo estabilizador, literalmente, de la región de México y Centroamérica justo en el momento en que la caída de los precios del café incentivan a los productores a migrar, y cuya meta principal son los EEUU.

Aunado a ello, el avance del “evangelismo político” en la región, que no debe ser desestimado debido a sus alcances geopolíticos, hace recordar la Guerra de los Treinta Años del siglo XVII: conflicto teológico armado entre protestantes y católicos librado en Europa y cuya finalización coadyuvaría a crear los primeros estados-naciones soberanos, así como a fortalecer el predominio de los fundamentos del supremacismo anglosajón antes de la llegada a América del Mayflower en 1620 con los primeros colonos británicos.

La realidad es que vivimos un neomalthusianismo exacerbado por el cambio climático, la falta de subsidios estatales y el auge de la inteligencia artificial, con lo que aumentan las probabilidades del éxito de la posible implementación del plan de desarrollo, el famoso “Plan Marshall” para México y Centroamérica elaborado por la CEPAL y referido por Marcelo Ebrard, canciller mexicano, en su informe sobre las negociaciones con EEUU.

Como en el trágico Áyax de Sófocles, Latinoamérica no debe dejarse enceguecer por los designios de la Fortuna y caer en los excesos de la hybris, que llevaron al héroe aqueo al suicidio tras caer en cólera y contestar “retaliatoriamente” a sus propios aliados del ejército griego, entre ellos el prudente y mediador Odiseo, quien, de hecho, conservó las armas del glorioso Aquiles.

Twitter: @somacles

YouTube: El Nuevo Ahuizote

Instagram: cabritocimarron

VK: Miguel Cabrera

Captura de pantalla 2019-06-19 a la(s) 21.08.08
Ebrard explica acuerdo migratorio para evitar aranceles | AFP

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: