De Islamabad a Atenas: la migración como binomio yihadista-intervencionista y el problema de la idea de democracia

Scroll down to content

Miguel Cabrera

 

Tensiones entre Pakistán y la India por el surgimiento de agrupaciones terroristas que llegan a asolar a Nueva Delhi debido al contencioso de Kashmir

19/03/2020

India Pak
Foto: Reuters

 

Mientras el mundo se ocupa con el covid-19, algunas facciones aprovechan el vacío mediático para avanzar su agenda. El pasado 18 de Marzo Pakistán abrió fuego en la línea que divide las provincias de Jammu y Kashmir, gobernadas por la India, lo que aumentará las tensiones entre los dos países, cuya enemistad por el control de Kashmir puede rastrearse a 1947, año en que ambos se independizaron. La disputa es relevante en la medida en que el país gobernado por Narendra Modi con una población cercana a los 1,300 millones de habitantes comienza a volverse una isla importante para contener el avance de la influencia de China, lo que beneficia la política exterior de Washington y lastima la de Islamabad debido a su profunda alianza con Beijing. El esquema general es que Islamabad es acusada por la India de proteger a las agrupaciones terroristas que sabotean la región en detrimento del control de Nueva Delhi. En febrero de 2019 ambos países, que además son poseedores de un amplio arsenal nuclear, estuvieron muy cerca de comenzar una guerra mayúscula porque facciones terroristas conocidas como ‘Jaish-e-Mohammed’ y supuestamente respaldadas por Pakistán cometieron un atentado contra un convoy militar en Kashmir, a lo que India respondió con el envío de aviones bombarderos a suelo pakistaní violando su espacio aéreo. Aunque la situación logró estabilizarse, el caso es importante para el mundo en tanto que en la coyuntura actual el covid-19 puede servir de pantalla para que el yihadismo global resurja al atraer a más personas a sus filas debido al aumento de la precarización económica por lo que se exacerbarían sus principales frentes en Medio Oriente o África, con la eventual nueva generación de olas migratorias y de sus consecuencias xenofóbicas. ¿En México podrían los cárteles de la droga verse análogamente vigorizados? Además de la ralentización de la producción y el consumo también debe considerarse el posible aumento de la violencia cuyo fin es el de remodelar el rostro de las fronteras internacionales. Estamos viviendo una época de transición que es además una época de crítica al individualismo exacerbado y por la cual debe revaluarse el sentimiento de pertenencia ontológica y mitológica a la idea de lo comunitario.

https://economictimes.indiatimes.com/news/defence/pakistan-continues-mortar-shelling-along-loc-in-jammu-and-kashmirs-poonch/articleshow/74709137.cms?fbclid=IwAR1dydMbHl_RLFhoEElylcMpA6BuV07KeGq-CuEMv7NpTpzCWLoiNwgutww

 

Nuevos flujos migratorios afectan a Europa mientras que se pone a prueba el concepto occidental de democracia

15/03/2020

blocks20kastanies

Tan sólo en 2019, Grecia recibió cerca de 74,600 migrantes con solicitud de asilo. La mayoría provienen de Medio Oriente pasando a través de Turquía, que abrió sus fronteras a Europa con la intención de recibir financiamiento de contención a cambio de volver a cerrar la frontera. El más reciente conflicto en la provincia de Idlib, en Siria, ha comenzado a hacer estragos diplomáticos que polarizan a la Unión Europea entre países nórdicos y sureños, y a la vez fortalecen el ascenso de la extrema derecha, como en el caso de la crisis migratoria de 2015 en que Alemania aceptó recibir un millón de desplazados, lo que socavó la aceptación de Angela Merkel y sentó las bases del surgimiento del partido AfD, visiblemente criticado por profesar ideas neo-racistas y ultra-nacionalistas. Por otra parte no puede ser obviado el caso de Italia, cuya cercanía con Libia la vuelve una de las rutas de los migrantes subsaharianos y de la región del Sahel que debido a la presencia del yihadismo buscan entrar a través de la península con miras a establecerse en los países con una mejor economía como Austria, Holanda o Alemania. A diferencia de 2015, las leyes dispuestas por Bruselas para ser aceptado como exiliado son ahora en 2020 más severas y hacen de Italia o Grecia auténticos muros. Si se ve con perspectiva, la situación actual ha sido uno de los corolarios del surgimiento de las primaveras árabes entre 2010 y 2012 que intentaron democratizar a la manera occidental países como Libia con el fenecido Gaddafi o Siria con Bashar al-Assad a través de las intervenciones militares de EEUU y sus aliados, cuyo resultado fue la migración masiva a Europa, lo que dispone a los estudiosos del fenómeno migratorio a preguntarse lo que verdaderamente significa la democracia. Desde mi muy particular punto de vista, ante nosotros se despliegan dos tipos de fuerzas democráticas cuya génesis puede rastrearse en la historia de las ideas. La primera es el concepto de la democracia parlamentaria que divide al Estado de la sociedad civil, y que se encarnó en la globalización, los derechos humanos y el libre mercado. A la otra, muy distinta, podríamos denominarla como democracia populista o decisionista, muy apoyada por las nociones de soberanía cultural pero que hace del pueblo y no de sus representantes en el congreso sino de líderes cesaristas elegidos por aclamación, el primer motor de concreción política y que define al Estado como la suma de gobierno, instituciones y sociedad. Las dos formas de la democracia, la una globalista y la otra nacionalista, con sus principales espectros políticos de izquierda y derecha son los vectores que al confrontarse buscan corregir un proceso de creciente inestabilidad social y desigualdad económica, esta última provocada por el colapso del sistema neoliberal globalizador que prácticamente engulló a la clase media a través de la virulencia del sistema financiero interconectando mundialmente las quiebras de grandes corporaciones bancarias como Lehman Brothers desde 2008 debido al estallamiento de sus burbujas especulativas. El resultado ha sido la polarización del mundo entre multi-billonarios (rescatados por la impresión ad libitum de dinero), y una nueva clase clientelar esclavizada y neo-feudal que intenta defenderse construyendo nuevos muros que más que físicos son ideológicos. Reformar nuestra comprensión sobre la democracia es acceder a la problematización o discusión de su concepto y por lo tanto del desvelamiento de su quintaesencia que, a final de cuentas, es la encomienda de aquellos versos de Borges que famosamente rezan:

Si como afirma el griego en el Cratilo

El nombre es arquetipo de la cosa

En las letras de rosa está la rosa

Y todo el Nilo en la palabra Nilo.

https://theduran.com/greece-erects-massive-concrete-blocks-on-border-to-halt-migrant-wave-from-turkey/?fbclid=IwAR2SRIk–WJ62jsGlj50NOabp4vLN-LsHCfEX4sSFac3xHH57_sbldnfdCY

 

Twitter: @21cabrera_

Instagram: cabritocimarron

VK: Miguel Cabrera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: