Fritz Pappenheim – La enajenación del ser humano moderno

Scroll down to content

Captura de pantalla 2020-04-29 a la(s) 10.58.33

 

Recomendación de la conferencia mañanera del miércoles 29 de abril de 2020.

Descarga gratuita

 

«Acabada de terminar la segunda guerra mundial cuando Fritz Pappenheim, en La enajenación del hombre moderno, después de analizar el siniestro y complicado aparato propagandístico del nazismo, afirmó: “El hombre está enajenado de sí mismo, porque al huir de sí, deja que su existencia se precipite en la inautenticidad de la masa anónima, y enajenado de la realidad como resultado de una división entre sujeto y objeto; división que el conocimiento imparcial no curará, sino solamente profundizará.” Pensaba, al llegar a tan desolada conclusión, no sólo en el cuadro de lo humano pintado por Heidegger, que puede resumirse en una frase: “La pérdida del hogar se está convirtiendo en un destino mundial”, sino también, y de una manera primordial, en las preocupaciones señaladas por Marx al referirse al “ser humano deshumanizado”, viviendo en una sociedad que Adam Smith había definido enfáticamente como “una compañía comercial en la que cada uno de sus miembros es un comerciante.

Pappenheim piensa que Marx, al separarse del principio hegeliano que definía la enajenación como el “espíritu extrañado de sí mismo”, colocando el fenómeno dentro de la exclusiva esfera de las ideas, se reveló contra todas las tentativas que buscaban hipostasiar el pensamiento puro, señalando que no le preocupaba la enajenación como un proceso dentro de un sistema conceptual abstracto, sino como un producto de las condiciones reales y concretas de la vida, que son las que causan, de una manera directa, la enajenación del hombre.

La idea del hombre enajenado se transformó en el tema central de la obra de Marx y en la preocupación esencial de todos sus escritos, aun de aquellos que, en la superficie, parecen referirse exclusivamente a los problemas de historia económica. Podemos decir que Marx interpretó la historia de su tiempo y, en un sentido más amplio, la historia del sistema capitalista como la historia de la enajenación del hombre.»

Hugo Gutiérrez Vega, La Jornada Semanal, 11 de octubre de 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: