Conciencia, acción y reforma políticas según el filósofo Eduardo Nicol

Scroll down to content

“Así pues, cuando la inquietud económica popular asume una forma política, no sólo implica una conciencia de clase, sino además ese grado de madurez psicológica, en el cual la noción de interés particular promueve la idea del derecho propio. El interés particular y el de la comunidad se distinguen, pero no se contraponen.

Como dirá siglos más tarde Aristóteles, el fin del estado es precisamente el bienestar de los individuos. Lo que impide en el estado griego esta contraposición de intereses que se ofrece en los estados contemporáneos, es la idea de justicia, cuya fuerza como principio político decae en la medida en que el individuo se convierte en adversario del estado.

A su vez, esta pugna sólo es posible cuando el estado mismo patrocina principalmente intereses limitados, y los antepone a los valores de la comunidad en conjunto. Cuando es así, la lucha política se reduce a una lucha de intereses, y el estado es siempre enemigo de quienes no lo manejan en aquel momento. Pero cuando la idea de justicia prevalece, el mayor beneficio que obtienen del poder quienes lo ocupan, no produce esta monstruosa animosidad contra el estado mismo, que presenciamos en nuestros días; ese no quererlo concebir como la forma racional de la comunidad; ese considerar la ley como una estorbosa intromisión en la esfera individual.

Lo que produce en Atenas la idea de justicia es precisamente la ley: la primera estructura racional que elaboran los hombres para organizar la convivencia. Si el demos común se siente insatisfecho e inatendido en sus intereses, su sentimiento de injusticia se proyecta sobre las clases dirigentes, no sobre la comunidad entera representada por el estado, pues de esta comunidad, a la que él mismo pertenece, el hombre común no puede disociarse mientras se mantenga viva en él la idea de justicia. La acción política, entonces, conduce a la reforma, a la revolución, a la redistribución del poder y de las fuentes de bienestar; pero no produce esa sutil transformación interna por la que el hombre moderno llega a una situación vital de aislamiento y desafección respecto de la comunidad.

Cuando, en Grecia, el individualismo se degradó en su etapa de máxima acentuación, y llegó a producirse ese desinterés por los destinos de la comunidad, entonces terminó la vida política de los griegos y su independencia nacional. Y lo mismo le acontece a todo estado. La decadencia es siempre el resultado de la desintegración de la voluntad colectiva en innumerables voluntades, a las que nada cohesiona y que sólo persiguen fines individuales.

Nada puede detener o redimir a un pueblo de esta decadencia, pues está en la naturaleza de las cosas humanas que las capacidades individuales se agoten finalmente, y no produzcan frutos de grandeza cuando están abandonadas a sí mismas. Las grandes creaciones del espíritu son siempre creaciones individuales, pero la historia enseña que sólo se producen en la plenitud de vida colectiva, o cuando están inspiradas por el afán de crear o recuperar aquella plenitud. Cuando la situación colectiva es precisamente la de una extrema individualización, el resultado inevitable es la esterilidad del espíritu. Su capacidad creadora necesita ser fecundada por un ideal colectivo. En otros términos: este ideal colectivo, que es signo de la grandeza de un pueblo, no puede ser obra de una vida aislada, sino del aliento de la comunidad entera.”

Eduardo Nicol, La idea del hombre, editorial Herder, pp. 153-4

Twitter: https://twitter.com/21cabrera_

Instagram: cabritocimarron

VK: Miguel Cabrera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: