Cedros en la noche de los tiempos

Scroll down to content

Decir fusión del mundo hispano y árabe es confirmar la tradición que nos contempla. El célebre hispanista Antonio Alatorre conocido por el tomo Los 1001 años de la lengua española calcula cerca de 4 mil arabismos en nuestro idioma por lo que, de algún modo, decir ‘soy mexicano’ es decir ‘soy libanés’. Lo cierto es que el pasado 24 de abril pudimos revivir algunos de los poemas más memorables de Jaime Sabines en una emotiva tertulia poético-literaria, musical y dancística organizada por Gabriela L. Harfush, presidenta de Al Fannán y Mediterráneos Asociación Cultural en homenaje al poeta de ascendencia libanesa.

La incontestable voz de Juliette Kuri, directora de la agrupación Arz Lubnan, reverberó en la Sala Eusebio Dávalos del Museo Nacional de las Culturas del Mundo llevando las melodías elaboradas por la misma artista para los versos del maestro La luna y Amor, así como con los célebres temas libaneses  Llévame contigo (Jedni Maaq) y  La brisa sopló sobre nosotros (Nassam aalayna al-Hawa) complementada con la lectura de algunos de los poemas más reconocidos de Sabines por parte de Carlos M. Carballo Rincón, la danza artesana de Claudia Llanos y las percusiones y teclado de Jedidiah Thomas y Daniel Zamora.

Es significativo referir que Arz Lubnan, o ‘Cedros del Líbano’ es una alusión a la eternidad y magisterio de la antigua ciudad de Becharre, lugar de origen de la musa de Gibrán Khalil Gibrán y locación donde los fenicios enviaban sus cedros hasta el puerto de Biblos (libro en griego). Por cierto que el alfabeto fenicio dio origen al alfabeto griego, un idioma preservador de  incontables bibliotecas, por lo que se comprende importante relación comercial, histórica y cultural entre la montañosa Becharre y la otra ciudad porteña.

Es pues ese fragmento atemporal de civilización lo que, en el marco de este importante homenaje y en contraposición a la imagen bélica que suele figurar en incontables rotativos, la cantante Juliette Kuri se ha propuesto difundir para su audiencia mexicana y del mundo, junto con el resto de las excelencias de la cultura libanesa contemporánea: una sincera ‘gota de un mar’, comentó.

Pese a las diferencias a veces insalvables del idioma hablado, la música es un lenguaje universal tonificado por las emociones, con lo  que es posible ir más allá de toda lengua y de nuestras diferencias interculturales, pues “la música no tiene límites y fronteras”, precisó en diálogo con nosotros. Finalmente, ante la pregunta de su misión artística, nos compartió que “el ser humano busca el extremo en todo, por lo que los problemas no nos dejan ver la sencillez de la vida”. Se implica de ese modo que el arte más auténtico es el sencillo, exactamente como lo es la poesía del querido maestro Jaime Sabines. 

Compartir desde el corazón, tal es el signo del artista, del poema y de la vida, pudimos concluir.  

Arz Lubnan se presentarán nuevamente el próximo 22 de mayo 2022 en el Festival de Comunidades Extranjeras, Querétaro.

Miguel Cabrera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: